Destylou - Rincones

Bienvenidos

Este es uno de mis primeros blogs. Decidí hacerlo cuando visitaba algunos lugares que por su belleza quería compartir con toda la gente. De esta manera nació Destylou - Rincones. Aquí podréis ver y conocer lugares a los que he viajado y otros muchos que desearía conocer. En algunos de ellos pongo información de visitas a monumentos, horarios, gastronomía.. etc. Espero que os guste.

Ultimos artículos:

San Vicente de la Barquera - Un lugar con mucha historia


Cantabria - España

Este municipio encantador está muy ligado al mar, como lo demuestran sus costumbres, tradiciones y fiestas populares.

Su extraordinario valor paisajístico y ecológico pertenece en un 80% al Parque Natural de Oyambre, siendo un lugar protegido por la comunidad autónoma de Cantabria. Además de su destacado patrimonio monumental, de gran importancia histórica.



En San Vicente de la Barquera existen evidencias de poblamiento humano desde la Prehistoria, en la Edad de Bronce. Uno de los vestigios de aquella época es el yacimiento megalítico de El Barcenal.

Los cántabros orgenomescos habitaron en San Vicente de la Barquera, identificado con el Portus Vereasueca de los romanos.

El territorio fue repoblado por Alfonso I en la Alta Edad Media a finales del siglo VIII. Se construyó el castillo y la villa fue creciendo alrededor de él.

Pero es a partir de 1210, cuando Alfonso VIII les otorga fuero, el periodo de auge económico de San Vicente. Se fomentó el comercio marítimo y los derechos de pesca.

Las primeras normas de la cofradía de marineros data de 1330.

A mediados del siglo XV entró en decadencia como consecuencia de la peste y una serie de incendios.

Formó parte del Corregimiento de las Cuatro Villas de la Costa de la Mar y capital de la hermandad de las Cuatro Villas de la Mar y participó en las Juntas de Puente San Miguel, interviniendo en la formación de las Ordenanzas de la provincia de Cantabria en 1779.

En 1822 se constituyó como ayuntamiento constitucional. Formó parte del partido judicial de Comillas y a partir de 1835 tuvo partido judicial propio, aunque no abarcaba la zona de Liébana, algo que sí que ocurre en la actualidad.

San Vicente de la Barquera es una de las villas marineras más populares del Cantábrico y aúna todos los valores y atractivos de la España Verde.

El Parque Natural de Oyambre, espacio protegido desde 1988, es uno de los principales atractivos de este municipio costero, donde hay acantilados, playas (como la de Oyambre o Merón), rías (La Rabia y San Vicente de la Barquera), marismas y pequeños bosques caducifolios mixtos. Las marismas y rías tienen una gran riqueza ornitológica.

San Vicente de la Barquera tiene dos ríos, Escudo y Gardarilla.

El río Escudo nace en la sierra del Escudo de Cabuérniga. Atraviesa Valdáliga y entra en San Vicente de la Barquera formando la marisma de Rubín.

El río Gandarilla nace al sur del municipio y forma la marisma de Pompo.

Los dos ríos se unen creando la ría de San Vicente, situandose la capital municipal entre ambas rías.

Las playas de San Vicente de la Barquera son encantadoras, como la pequeña cala de la Fuente, junto a Santillán o las playas tan frecuentadas en verano: La Maza y El Tostadero.

Después está la playa de Merón, que cuenta con más de tres kilómetros y está dividida en: El Puntal, El Rosal, Merón, Bederna y Peñas Negras.

También está la playa de Oyambre.

Su gastronomía es reconocida.

El municipio tiene cinco bienes declarados de interés cultural desde: Iglesia de Santa María de los Ángeles (1931), Castillo del Rey (1985), Convento de San Luis (1992), Puebla Vieja (Conjunto histórico-1992) y Ruta Lebaniega (2007).

Iglesia de Santa María de los Ángeles, ejemplo de arquitectura gótica de Cantábria y bien de interés cultural desde 1931. Construida entre los siglos XIII y XVI sobre otra iglesia anterior. El exterior de la Iglesia tiene una gran torre fuerte, así como dos puertas románicas y en el interior tres altas bóvedas ojivales, con un retablo mayor barroco, capillas, altares y suelo de madera de roble que acoge enterramientos de la época. El sepulcro del Inquisidor Antonio del Corro es una de las piezas más importantes, considerada una de las más bellas esculturas funerarias de España.



Castillo de San Vicente de la Barquera o Castillo del Rey, BIC desde 1985. Es una antigua fortaleza que era defendida por el recinto amurallado y el puerto. Aunque su origen es remoto, la construcción se hizo a partir de 1.210, cuando Alfonso VIII condedió el fuero a la villa de San Vicente de la Barquera. Este castillo ha sufrido varias reformas a lo largo de la historia. Existe una exposición permanente sobre la historia y naturaleza del municipio, así como exposiciones temporales de gran interés artístico. Se puede visitar.

Forma parte de la Ruta Lebaniega, que enlaza el Camino de Santiago de la costa con el Camino Frandés, declarada BIC en febrero de 2007.

Santuario de la Barquera - Capilla de la Virgen de la Barquera. Fue construido en la Edad media y es una de las primeras referencias escritas conservadas del siglo XV. Según una leyenda, la Virgen de la Barquera, venerada en el interior de la capilla, llegó a este lugar en un lejano "martes de Pascua florido", a bordo de una embarcación pequeña, sin tripulación, ni remeros, ni velas, la cual durante siglos hizo el milagro de señalar la dirección del viento futuro a los marineros. La popular fiesta de La Folia se hace en recuerdo de estos sucesos, es un santuario de gran tradición.

Palacio del Corro. Es un palacio renacentista del siglo XVÏ, fue mandado construir por el Inquisidor Antonio del Corro para acoger a los enfermos mas pobres de la villa. En su fachada se pueden ver los escudos blasonados relacionados con el fundador. En la actualidad acoge la sede del Ayuntamiento de San Vicente de la Barquera.

Puente de la Maza. Es una obra muy importante de la ingeniería medieval que comenzó a construirse en piedra por el siglo XV sobre otro anterior que era de madera. En su época, llegó a tener 32 arcos y fue considerado como uno de los puentes más grandes del reino.

El Hospital de la Concepción. Fue un importante punto del Camino de Santiago en la ruta costera, contaba con numerosos hospitales y albergues para los peregrinos. Este hospital fue construido en los siglos XIV-XVI. Aquí encontraron refugio y asistencia los caminantes que utilizaban la ruta primitiva de la costa en busca del sepulcro de Santiago, los cuales en el camino hacia occidente atravesaban la muralla por la Puerta del Peregrino.

La Torre de Preboste. Es un robusto torreón que flanquea y defiende la Puerta de la Barrera o de Santander. En la Edad Media, según la tradición, fue sede del preboste, oficial real para la recaudación de impuestos. Después fue Cárcel Pública de la villa.

Convento de San Luís. Es un monasterio construido en el siglo XV bajo el patronato de la casa de Guevara y la advocación de San Luis. Se conservan parte de los muros, ábsides, bóvedas y los arcos góticos rodeados de una cuidada y espléndida vegetación. Regido por frailes franciscanos, algunos de sus árboles singulares le dan un encanto muy particular. Carlos I se hospedó en 1517, cuando llegó a España para ser coronado rey. Bien de Interés Cultural desde 1992.

Los restos de la muralla y las puertas. Esta antigua villa medieval contaba con un completo recinto fortificado, que lo constituían el castillo y la muralla que rodeaba a la vieja ciudadela alta. Actualmente se conserva la mayor parte del lienzo norte y parte del sur, con las puertas de Asturias o el Peregrino y la de La Barrera, también la Puerta del Mar, que ha sido reconstruida recientemente.

El Lazareto de Abaño. La Casa de la Orden de Lacerados Malatos de San Lázaro de Abaño. La fundación tuvo lugar en 1232, sobre un establecimiento religioso anterior, recibiendo una importante donación en tierras y bienes de todos los concejos costeros de Asturias de Santillana, sobre la base de una donación del templo, casas y tierras cedidas por Pedro Juanes doña Yllana. De este momento datan las primeras Ordenanzas. En 1358 se amplían las Ordenanzas de la Orden de Lacerados Malatos de San Lázaro con la adición de seis nuevos capítulos y, en 1400, el Arcipreste de Aguilar –en calidad de Visitador Apostólico del Obispo de Burgos- impuso unas nuevas y extensas Ordenanzas, compuestas por 23 capítulos que se mantuvieron en vigor hasta la disolución de la Orden en el s. XIX.

En la segunda mitad del siglo XVIII la fundación presentaba importantes evidencias de su cadencia, ya que alojaba como máximo a una o dos beatas laceradas, adviertiéndose con claridad la mengua de las rentas de los bienes inmuebles (fincas), propiedad de Lazareto, a pesar de su relativa cuantía. En los inicios de los siglos XIX (1828) se produjo la disolución de la Orden y a mediados de esa centuria el Ayuntamiento de San Vicente de la Barquera, propietario de las fincas y edificios tras la disolución de la Orden, procedió a su venta en 1845 para destinar los recursos obtenidos a la construcción de la primera Escuela de Instrucción Pública que funcionó en el municipio.

Su anteúltimo destino, el anterior al actual estado de abandono y ruina, fue el de fábrica artesanal de quesos. En el templo se celebró culto durante la Guerra Civil 1936-1939 y durante los primeros años cuarenta, tras el incendio de la capilla de Aabaño, aunque su final como Lazareto se produjo, como se ha dicho, a finales del siglo XIX. Los tres muros del ábside presentan evidencias de pintura. En su estado actual los plementos de la cubierta y los muros parecen haber estado revestidos de una capa de encalado que cubría toda la superficie. El muro Norte alberga la representación más interesante, que corresponde a dos barcos. Su apariencia actual presenta los cascos de dos navíos superpuestos verticalmente, uno encima de otro y claramente diferenciados desde la perspectiva de su ejecución técnica. Sus dimensiones respectivas son: 2,30 m. De proa a popa para el barco de mayores dimensiones y 1,25 m. En el casco del que tiene unas medidas menores (Láms. XV, 1-2 y XVI, 2).»

Descripción contenida en la Resolución de 1 de diciembre de 2003, por la que se incluye en el Inventario General del Patrimonio Cultural de Cantabria, como Bien Inventariado, el Lazareto de Abaño, Ayuntamiento de San Vicente de la Barquera.


2 comentarios:

Anónimo dijo...

Gracias a esta pagina e completado mi trabajo a tiempo :P ¡¡¡Gracias!!!

Destylou dijo...

Hola anónimo!

Me alegro de que te haya servido para terminar ese trabajo.

saludos!

Publicar un comentario

Quizás también te interese:

Related Posts with Thumbnails